Grupo de capoeira Extremeño Ebano.


    La Guardia Negra.

    Comparte
    avatar
    loren

    Mensajes : 55
    Fecha de inscripción : 11/06/2010
    Edad : 35
    Localización : Badajoz

    La Guardia Negra.

    Mensaje  loren el Miér Sep 25, 2013 2:14 am


    Uno de los fenómenos menos estudiados de la historia de la abolición en el imperio de Brasil a finales del siglo XIX, fue la llamada Guardia Negra, compuesta por negros y capoeiras que defendían a cal y canto la postura abolicionista hasta el final. La imagen popular que sobrevivió de este episodio, es la de grupos de esclavos agradecidos por el decreto que puso fin a la esclavitud el 13 de mayo de 1888, firmado por la regente del trono, la princesa Isabel. la Guardia Negra fue formada con el objetivo de luchar contra los republicanos, movilizándose contra los adversarios del régimen monárquico que no estaban de acuerdo con la Ley de Áurea, impidiendo que dichos adversarios de la monarquía derrocaran la corona.

    El 15 de octubre de 1889 la monarquía cayó, los negros se sentían condenados por la nueva política que impondría la llegada de la república, su mundo desaparecería con la extinción del régimen monárquico.
    En los primeros meses, la Guardia Negra era la encarnación de la voluntad política del pueblo negro recién arrancado del cautiverio, después de los siglos de servidumbre, por primera vez se podían expresar libremente en la plaza pública, y lógicamente, su mensaje era de apoyo al régimen monárquico que los había sacado de las senzalas.

    El nacimiento de la guardia negra.
    La guardia negra estaba mal vista por un sector del pueblo blanco que se sentían amenazados y eran víctimas de la violencia de sus acciones. Era un milicia formada por capoeiras y negros armados con navajas, palos o antorchas que trataban de mantener el orden imperial a la fuerza. Fue creada en Río de Janeiro y apoyada en la oficina de João Alfredo (ministro imperial), que reclutaba a los negros agradecidos a la princesa Isabel por firmar la ley de áurea. Existieron diferentes posiciones acerca de la Guardia Negra, se consideró por muchos como partido político, mientras tanto, para otros era un movimiento racista contra los blancos.
    Cabe recordar, que hace unos días aborde el tema de la Guerra de Paraguay, donde muchos capoeiristas fueron obligados a servir al ejercito brasileño, y donde una gran cantidad volvieron a sus casas como héroes y cubiertos de medallas, estos fueron libertados por el ``tributo de sangre´´ al servir a las Fuerzas Armadas. Algunos de estos capoeiristas, al verse de nuevo en las calles quisieron recuperar el territorio que su banda había perdido en su ausencia. Pero esta vez, la élite política no los persiguió por ello, pues tenían otros planes, impresionado por la agilidad de los capoeiras en combate, revindicaron en las sombras convertir a los ex-combatientes en aliados políticos, de esta forma la capoeira ingresa en el estado de la política.
    En 1871 apoyado por el gobierno y el partido conservador, la hija del emperador Pedro II, firmó  la ``Ley del vientre libre´´, que decía que todo hijo que naciera de esclavo era libre, la regente firmó el decreto porque el titular del trono estaba enfermo. Este hecho hizo que los líderes del partido conservador pasaran a gozar de gran prestigio ante la población negra de Río de Janeiro, en contra partida, fue combatida por los liberales y las facciones conservadoras que temían el futuro sin la mano de obra esclava de sus fincas.
    Los capoeiras fueron influenciados por este clima, pasando a actuar como monárquicos empedernidos, instigados por los políticos mediante sobornos, formando una alianza en la que pasaron a dominar las calles, amenazando a sus rivales y protegiendo a los esclavos fugitivos, desafiaban al orden policial con sus bandas y disfrutando de la protección de los políticos.
    En los días de elección atacaban a los electores de la oposición como ocurriría en  1872, donde un grupo de capoeira conocido como ``Flor da gente´´ compuesto por veteranos de combates militares en Río Paraguay, barrieron a los electores liberales de las urnas y a los candidatos opositores de los estrados a golpes de navaja y peleas.
    la mayoría de estos capoeiristas no se vendían a sueldo como denunciaba la prensa liberal de la época, estaban movilizados por la crisis de la esclavitud que era mundial. Después de la guerra civil de Estados Unidos, Brasil era el único país que conservaba la esclavitud en el continente americano.

    El 28 de febrero de 1873 después de la victoria del Duque Estrada y del grupo de capoeira la Flor da gente, el periódico fue víctima del ataque con piedras, gritos e intento de allanamiento, un muchacho subió hasta el cartel de la fachada del edificio que identificaba el periódico y lo pintó de negro, el gobierno fue acusado de complicidad.
    Durante la década de 1870, la complicidad entre los políticos monárquicos y los negros capoeiras determinó el rumbo de los acontecimientos de la Corte Imperial de Río de Janeiro.
    En 1878 los liberales llegan al poder y con ellos trajeron la primera campaña policial contra los capoeiristas políticos. Este clima propició la Guardia Negra. Don Pedro II y su hija Isabel, la heredera al trono, eran vistos como simpatizantes de la causa abolicionista. Los políticos paulistas que dominaban el Partido Republicano, comenzaron a llevarse a los criollos de sus familias en el nordeste para castigarlos en las senzalas del Valle del Paraíba, pasando por alto el decreto aprobado en 1871 de la Ley del vientre libre.
    Estos hechos eran desconocidos por la población de la época, ocultados por la conveniencias políticas, mientras que la Guardia Negra, defensora de estas injusticias, eran considerados por el pueblo como simples criminales. De tal modo que la opinión pública no comprendía con que motivo había surgido la Guardia Negra o que ideales les impulsaban a acometer ciertos altercados.

    La primera actuación de la Guardia Negra fue un ataque al acto político de Silva Jardim, en la Sociedad Francesa de Gimnasia, en la Rua de Travessa de Barreira, el 31 de diciembre de 1888. En aquella noche, los miembros de la Guardia Negra intentaron entrar a la fuerza en el recinto donde se pronunciaba el discurso, aquel embate se convirtió en una auténtica lucha callejera, la policía, cuya jefatura se encontraba a poca distancia de allí, fue totalmente omisa. Se corrieron las sospechas que la emboscada había sido armada con el conocimiento de altos funcionarios del gobierno.
    El 12 de julio de 1888 en los anales de la historia de la policía carioca, aparece una cuadrilla de capoeiristas que fueron detenidos en una misma operación. No se trataba de un simple grupo, este grupo era conocido como Cadeira da Senhora y dominaba el Campo de Santana. Pero lo más extraño no era la detención de una cuadrilla entera, o que no fueran reclutados para el ejercito, sino que al día siguiente, todos fueron liberados. La prensa de aquella época llamo Partido Capoeira a una forma de actuación política centrada en la alianza entre políticos conservadores y capoeiristas engrasados en la Guerra de Paraguay. El Partido Capoeira, expresaba interés por los grupos urbanos marginados, los trabajadores y repudiaba a los políticos más aferrados al sistema esclavista o con una clara identidad racial.
    La Guardia Negra era la primera institución que utilizaba el término ``negro´´en el sentido positivo y político de la palabra, hasta la fecha, esta palabra era fuertemente despectiva, evocaba la imagen del esclavo, de vulnerabilidad, incapacidad de luchar o sumisión, con la Guardia Negra pasó a tener un sentido político, ofreciendo a la sociedad racista brasileña de la época un sentido a la palabra ``negro´´.
    El segundo conflicto entre la Guardia Negra y los Republicanos fue el 14 de julio 1889, durante el centenario de la Toma de la Bastilla, fecha magna del republicanismo. Al anochecer, en un acto público en que los republicanos descendían por la Calle de Oidor, los esperaba la Guardia Negra a mitad del camino, terminando todo en una gran pelea. En este caso, los detenidos quedaron registrados, y aún hoy se conservan los nombres de los capoeiristas implicados. El nuevo conflicto ocupó todas las portadas de los periódicos, el ambiente político se estaba volviendo insoportable para la sociedad carioca de la clase media. Por otro lado, los militares también se inquietaban ante la ineficacia de Gobierno y el fracaso policial para establecer el orden. Todo indicaba que el gabinete de João Alfredo estaba detrás de la situación, mientras que los republicanos, verdugos del régimen, se convirtieron en víctimas de una conspiración por parte de los poderosos. La Guardia Negra, era un grupo simpático para algunos intelectuales, pero para la prensa representaba la parte excluida de la sociedad, siendo catalogada como grupos de pandilleros, revoltosos pagados por el régimen, ``la canalla de las calles´´ que vivían buscando violencia y peleas. Adoptaron las mismas acusaciones que el grupo de Flor da Gente había recibido en otros tiempos.
    Este clima reforzaba los ofensivos estereotipos raciales que circulaban contra la raza negra, de la cual se decía que no estaba preparada para vivir en el régimen de plena libertad política que se inauguró el 13 de mayo de 1888, que deberían ser dirigidos por las fuerzas de orden policial o reducidos al trabajo en el campo bajo la vigilancia del estado.
    Los ``13 de mayo´´ , nombre con el que se designaban a los nacidos libertos de la Ley de Áurea, comenzaron a sentir el peso de las nuevas limitaciones impuestas por la sociedad liberal burguesa.

    En julio de 1889, calló el gabinete de João Alfredo y subió al poder el Partido Liberal bajo la representación del Vizconde de Ouro Preto.
    Lo que parecía un nuevo comienzo arrastró aún más a la monarquía hasta su final. El Vizconde de Ouro Preto tenía una pésima reputación, en 1880 era el ministro de hacienda y fue de él la pésima idea de crear un nuevo impuesto sobre los pasajes del tranvía. La tarifa disminuía todavía más los parcos salariales de la clase baja, el resultado de esto, concluyó con la Rebelión del Vitén, un movimiento espontáneo de la población que derribó tranvías, levantó barricadas en la ciudad y se enfrentó a las tropas del ejército. Los periodistas de la oposición, republicanos y abolicionistas, entraron en éxtasis con el movimiento. Después del largo registro de muertos y heridos, el Ministro canceló el impuesto. La Rebelión del Vitén se convirtió en el telón de fondo para las campañas callejeras abolicionistas y republicanas.
    El abogado Sampaio Ferraz subió al cargo de la jefatura de la policía del Distrito Federal. Sampaio ya hacia tiempo que acompañaba como fiscal público las acciones de los capoeiras, sabía que cuando llegara el final del régimen y se instalara un gobierno provisional dictatorial se formaría el ambiente perfecto para acabar con las cuadrillas y eliminar los últimos vestigios de la Guardia Negra.
    En los siguientes meses, centenares de capoeiras en actividad o jubilados, estos últimos muy mayores para montar altercados, fueron detenidos de forma absolutamente injusta. Entraban en la prisión de Santa Cruz, eran deportados a la isla prisión del gobierno federal, la Isla de Fernando Naronha. En menos de un año Sampaio Ferraz acabó con el Partido Capoeira y la Guardia Negra. Salió publicado el nuevo código penal de la república, que plasmaba la capoeira como crimen. La mayoría de los capoeiristas deportados a la Isla de Fernando Naronha desaparecieron en medio del Atlántico, convirtiendo en un misterio el destino final de estos hombres.
    La Guardia Negra pasó alrededor de un siglo olvidada por la historia, existían teorías que argumentaban que la ineficacia de los negros para enfrentarse al nuevo orden burgués, no incentivaban los estudios, de este modo, hubo que esperar hasta el final del régimen militar de 1964 para que se revelaran algunos hechos sobre la historia oficial la Guardia Negra.

    Las fuentes de información han sido extraídas de:
    La Guardia Negra. La capoeira el escenario de la política. Carlos Eugênio Líbano Soares. Licenciado en historia por la UFRJ. PhD en Historia por la UNICAMP. Doctor en Historia por la UNICAMP. Profesor Adjunto de Historia por la UFBA.  
    Fedérico José de Abreu . Macaco Beleza e o Massacre do Tubuão.
    Nestor Capoeira. Capoeira o pequeno manual do jogador.
    Izabel Ferreira. A capoeira no Rio do Janeiro 1890-1950.

      Fecha y hora actual: Lun Nov 20, 2017 3:21 pm