Grupo de capoeira Extremeño Ebano.


    De Burlamaqui a la capoeira regional de Bimba y la Angola de Pastinha.

    Comparte
    avatar
    loren

    Mensajes : 55
    Fecha de inscripción : 11/06/2010
    Edad : 35
    Localización : Badajoz

    De Burlamaqui a la capoeira regional de Bimba y la Angola de Pastinha.

    Mensaje  loren el Sáb Mar 23, 2013 6:34 pm


    Publicación de la capoeira en un documento oficial militar.
    1907 se publicó un documento oficial del ejército acerca de la capoeira, ``La Capoeira Guía o Gimnasia brasileña´´ que abrió un precedente para otra publicación fechada en 1928 y escrita por Coelho Neto, este lanzó una inclusión pedagógica de capoeira en escuelas civiles y militares. En su artículo ``El Juego´´, Coelho Neto informaba que en 1910 casi envió un proyecto de ley a la Cámara de Representantes con el fin que la enseñanza de capoeira fuese obligatoria en ciertas instituciones, destacando la disciplina física, el carácter generado por la práctica de esta y su gran valor como herramienta de defensa personal, abalándose en el argumento de la gran victoria del capoeira Ciríaco sobre el campeón japonés en jiu-jitsu Conde Koma, en el Pabellón Internacional en 1910.

    Aníbal Burlamaqui (Zuma) y la capoeira carioca.
    En 1928 también surgió en Río de Janeiro el primer Código Deportivo de Capoeira con el nombre de ``Gymnástica Nacional (Capoeiragem) Methodizada y reglada´´ Estos escritos, cuyo autor fue Aníbal Burlamaqui, conocido como Zuma, tenían un repertorio ilustrado de golpes, contragolpes, un área de competición, un reglamento de competición, criterios de formación de árbitros, fundamentos históricos, uniformes y otras ilustraciones. Esta obra hoy por hoy, sigue impresionando a los profesionales de la educación física por el vanguardismo que encierra. Fue dividida en cinco partes:
    I Historia.
    II Consideraciones sobre el deporte.
    III Métodos y reglas.
    IV Los golpes y los contragolpes.
    V Ejercicios y requisitos para el aprendizaje de la gimnasia nacional. Este trabajo englobó dos conceptos distintos para la capoeira, el de la lucha y el de la gimnasia.
    Más tarde, el documento fue prefijado por el abogado Mario Santos, que presentaba como innovación el área de competición establecida en un círculo de 2 metros de radio, criterios de arbitraje, de empate, de desempate, uniforme pugilístico, una relación de 28 golpes, siendo tres de ellos de su propia autoría, una posición de base, la ginga y un proceso pedagógico de todos los movimientos descritos e ilustrados que contenían las estrategias de contragolpes, una relación de ejercicios de calentamientos y adaptación de entrenamiento con los patrones fieles del capoeiragem. Burlamaqui categorizado como pugilístico, adoptó los patrones del boxeo adaptándolos a la capoeira, que la consideraba como gimnasia, lucha y un deporte.

    Nota importante: Antes de seguir con el tema, he de recordar como ya comenté en otras secciones de este blog, que la capoeira en esta época, estaba totalmente prohibida y que su práctica era penada con 300 latigazos e incluso con la deportación a la prisión de la isla de Fernando de Noronho.
    Con la contribución de los escritos de Aníbal Burlamaqui, la capoeira recorrió un nuevo camino siendo aceptada socialmente, además de conseguir introducirla bajo el nombre de ``Lucha Brasileña´´ en la Federación Baiana de Pugilismo el 11-11-1930, en la Federación Carioca de Pugilismo el 5-3-1933 y en la Federación del Estado de São Paulo de Pugilismo el 4-11-1936.

    Bimba y Pastinha toman parte en la historia de la capoeira forjando sus estilos.
    Hasta entonces Aníbal Burlamaqui, de algún modo le estaba haciendo un grato favor a la capoeira, ya que la estaba volviendo a sacarla de las sombras, pero por contra, Zuma desprecia totalmente el lado lúdico, cultural y artístico, dejando de lado la música y los instrumentos, favoreciendo sólo el carácter del combate.
    Aprovechando la brecha que estaba abriendo Aníbal Burlamaqui Zuma, surgieron las figuras de los grandes maestros de capoeira, que habían estado presente desde la prohibición de capoeira por la República, estos capoeiristas excluidos por la ilegalidad, mantuvieron vivo el arte y tradición en la clandestinidad, hombres que no sólo destacaron por lo que hicieron mientras que la práctica de este arte estaba prohibida, sino por lo que representaron, sus logros consiguieron que la capoeira resistiera hasta hoy como una de las más ricas expresiones culturales.

    Entre estas figuras representativas destacan por encima de los demás, dos nombres propios; Manuel dos Reis Machado ``Mestre Bimba´´ el famoso creador de la capoeira regional y Vicente Ferreira ``Mestre Pastinha´´ el mayor responsable de preservar el estilo más primitivo de la capoeira, la capoeira de Angola Pastinha.
    Como afirmó Annibal Burlamaqui ``Zuma´´, un eximio capoeirista de la década de los años 20 del siglo XX:

    -``En Brasil podemos afirmar que ya se practican todos los deportes, tenemos campeonato de remo, natación, football, basketball, box, lucha romana, tenis, atletismo en general... Actualmente incluso el polo y golf ya son disputados en nuestra tierra. Sin embargo es de lamentar que hasta hoy, nada se haya llevado a cabo en pro del deporte nacional. Siempre se piensa en un arte nacional brasileño, en la música brasileña. Incluso en la política brasileña´´.

    Zuma logró un aporte importante a la nueva capoeira carioca y afirmó que varios golpes fueron extraídos de los batuques y sambas, como en el caso del baú. Se trata de un golpe dado en el adversario con la barriga, siendo similar a los movimientos de samba de ombligada. Zuma también se refirió a algunas reglas, ejercicios y entrenamientos para la enseñanza de la práctica de la capoeira:
    -``Primeramente pensé en un campo de lucha donde, con espacio suficiente, se pudiese realizar lagimnasia brasileña´


    La capoeira bahiana y la capoeira carioca.
    Al mismo tiempo en que los practicantes en Rio de Janeiro proyectaban una capoeira vinculada con las artes marciales, los practicantes bahianos, que no obtuvieron gran visibilidad histórica en el siglo XIX, se decantaron con dos proyectos de capoeira diferentes; la capoeira Angola y la capoeira regional. Como dije antes, Mestre Pastinha y Mestre Bimba fueron los dos practicantes más importantes de estos estilos o modelos de capoeira.
    El campo de lucha, idealizado por Zuma, era formado por un círculo, dibujando en su interior la letra ``Z´´. Para las competencias, habría un juez que controlaba el tiempo de juego y los movimientos de los jugadores. El tiempo de lucha era de una hora como máximo, dividida en enfrentamientos de 3 minutos, con descansos de 2 minutos. En cada intervalo tenía que haber una presentación de los luchadores en el medio del círculo y una forma de control del juego por parte del juez. En caso de empate, había media hora más de tiempo con intervalos mayores para descanso. En el caso de que el juego continuase empatado, el juez pasaba a la etapa de la muerte, donde los jugadores luchaban hasta caer, sin intervalo para descanso. Los embates eran realizados en campos de fútbol.
    A pesar de la fuerte represión contra los capoeiristas al inicio del siglo XIX y su vinculación con crimen en 1890, la resistencia fue mayor y su práctica fue reinventada a partir de los años 20, del siglo XX. Sus practicantes la consagraron como símbolo nacional, construyendo identidades vinculadas con el deporte, la danza, la música y principalmente con las artes marciales.
    Aun cuando las historias cuentan todo lo contrario, la práctica de la capoeira en la Bahía del siglo XIX no sufrió tanta represión como en Rio de Janeiro. La policía bahiana no procesó a nadie por el artículo 402 del código penal de 1890. Sin embargo, hubo varios arrestos de capoeiristas bahianos. Los motivos de los procesos eran agresiones físicas (artículo 303 del código penal de 1890).
    Los capoeiristas bahianos también siguieron el modelo de organización de las cuadrillas cariocas, es decir, una organización cuya referencia principal eran los barrios de la ciudad de Salvador. Los capoeiristas bahianos se volvieron famosos y permanecieron en la memoria colectiva de los practicantes de la actualidad con mayor énfasis que los practicantes cariocas. Estos son algunos de los principales capoeiras de la época: Pedro Mineiro, Antonio Boca de Porco, Bemenol, Chico Três Pedaços, Feliciano Bigode de Seda y Besouro Mangangá, este último el más famoso de todos. Un rasgo común de todos los practicantes de la capoeira en Brasil fue adquirir un apodo, costumbre que perdura hasta los días de hoy.
    La capoeira regional y la capoeira Angola presentan la misma estructura, siendo semejantes desde el entrenamiento en serie hasta en la utilización de indumentarias. Sus diferencias fundamentales están en el estilo del juego y en la musicalidad. La capoeira Angola aparece en Bahía en los años 20, principalmente con el grupo de Samuel Querido de Deus en la Dársena de Oro de la vieja Bahía. Pero fue Mestre Pastinha quien sistematizó a la capoeira de Angola en sus reglas rituales, toques y ritmos de varias bellezas y uniformizó a los practicantes, dando un carácter también deportivo a la práctica cultural.
    La capoeira regional a través de sus practicantes bahianos se expandió por todo el país. Hasta el punto de no encontrar un municipio de Brasil donde no hubiera practicantes de capoeira, a no ser en áreas rurales extremadamente lejanas. Los practicantes de capoeira de Angola acompañaron algunas décadas después ese mismo movimiento de expansión de su homogénea, y cuando lo hicieron, dieron un nuevo impulso al proceso de cristalización de la capoeira como cultura global.
    Las miradas discriminatorias de la sociedad y de las instituciones policiales sobre la capoeira perdieron intensidad con el paso del tiempo, hasta que en 1937, la capoeira fue liberada al entender que se encontraba en otro nivel de los valores sociales. La cultura negra adquirió importancia en el proceso de transformación de los símbolos étnicos en símbolos nacionales y Brasil presentó la capoeira al mundo con uno de sus tesoros más preciosos y como fruto de un proceso de sincretismo en el cual los aportes de las diversas etnias africanas, europeas e indígenas se convierten en una misma cosa, es decir, en la capoeira de origen brasileña.Nota: Las fuentes de información han sido extraídas de la Sala de Pesquisa Internacional. Del libro titulado Fado batido-Capoeira escrito, por T.J. Desch Obi. El libro titulado Padeirinho, escrito por Franco Paulino.

      Fecha y hora actual: Lun Nov 20, 2017 3:24 pm