Grupo de capoeira Extremeño Ebano.


    Esto no es un adiós sino un hasta siempre…

    Comparte
    avatar
    loren

    Mensajes : 55
    Fecha de inscripción : 11/06/2010
    Edad : 35
    Localización : Badajoz

    Esto no es un adiós sino un hasta siempre…

    Mensaje  loren el Vie Jun 03, 2011 9:43 am

    Mis agradecimientos:
    La historia del grupo Ébano Olivenza comenzó como muchas otras grandes historias, con un principio difícil, un transcurso alegre y un final triste que nos dejó un sabor amargo pero a la vez lleno de felices recuerdos, donde he dejado por el camino a grandes alumnos que se lo merecían todo, que hicieron que luchar por ellos me llenara de una satisfacción y un orgullo que nunca olvidaré, pero la historia de este grupo ante todo me regaló auténticos amigos con especial mención a Yoli, Nazaret, Carlos (conocido como Lobo, por ser un espíritu libre como el del animal que le da el apodo), Alberto ( conocido como Bardo, un apodo sarcástico por su simpática timidez) y Alex (conocido como Keké, por su sordera rotunda o su noble despiste), ese mismo Alex que aunque en su último año se alejó un poco del camino, tiene un gran corazón lleno de inquietudes. Entre los más pequeños del grupo, mi dedicación personal se la merecen Adrián (conocido como Madeira, porque a pesar de su corta edad cuando llegó, le costó coger la flexibilidad) y a su inseparable amigo Enrique.
    Y como no puedo olvidarme de ellos, a todo el grupo de San Jorge con el que he tenido el honor de compartir alguna que otra comida familiar y algunas fiestas. Un abrazo muy fuerte a todos y suerte.

    Parque del grifo en Olivenza (Badajoz).

    La carta:
    Como ya sabéis, el grupo Ébano de Olivenza cierra un ciclo de 5 años entrenando por motivos que nos son ajenos, y en los cuales no podemos hacer nada. Hasta ahora lo único que os puedo decir es que sigáis luchando como habéis aprendido conmigo, que nunca os rindáis jamás, porque en esta vida tenemos la obligación de remar contra corriente para no sumergirnos en un mar oscuro. El camino se hace largo y difícil pero nunca imposible. Con esto os quiero decir, que aquellos de vosotros que soñáis con ser un buen capoeirista no debéis renunciar a vuestro sueño, entiendo que es complicado, pero el grupo de capoeira Ébano de Badajoz siempre os abrirá las puertas y os esperará con los brazos abiertos, tened en cuenta que aunque la distancia sea un obstáculo no tenéis porque venir todos los días de entrenamiento, podéis venir cuando queráis o podáis…

    Aquellos maravillosos años:

    -¿Recordáis los escollos que tuvimos que superar para poder llegar hasta donde llegamos?
    El nacimiento del grupo de capoeira Ébano de Olivenza emergió a través de una llamada que recibe Juan Berjano Berjano, maestro del grupo de capoeira Ébano de Badajoz por aquella época, a quien le había dejado el legado Javier Pérez, mi primer maestro de capoeira que actualmente es el maestro de la escuela de tashindó Extremadura Budobox Team.

    Una propuesta interesante.
    En la llamada que recibe Juan Berjano Berjano le proponen formar un grupo de capoeira en el instituto de Puente Ayuda en la Villa de Olivenza (Badajoz), la verdad es que la propuesta a simple vista era lo bastante interesante como para llamar nuestra atención, lo primero que se nos pasó por la cabeza fue la idea de ampliar un poco más nuestro grupo, de llegar a nuevos horizontes sin fronteras.
    Por motivos personales, Juan Berjano Berjano no podía hacerse cargo del proyecto, por lo que decidió encomendárselo a uno de sus tres alumnos más avanzados, entre los cuales me encontraba yo (instructor Loren ``Dragón´´), Ventura (Que ejerce de cirujano traumatólogo del hospital Infanta Cristina de Badajoz) y Roberto (Robinho que ahora pertenece al grupo de capoeira de Remanecente de Cádiz)
    Al final, la elección de mis dos compañeros, la cual siempre les he agradecido por confiar en mí, me llevó hacerme cargo de un grupo de 51 alumnos. Y claro está, sin el apoyo de Ventura que se ofreció voluntario para colaborar conmigo en las clases, yo sólo no hubiera podido llevar el grupo debido a mi inexperiencia en la enseñanza por entonces.


    El maestro Juan Berjano haciendo un reversao. De espaldas a la izquierda Roberto (Robinho), a la derecha Ventura.


    Ventura ejecutando una queixada y Loren (instructor Dragón) esquivando.


    Roberto (Robinho)

    El comienzo de Ébano Olivenza.
    Una vez iniciado el curso, los dos primeros meses transcurrieron con suma tranquilidad al margen de pequeños improvistos, pero con la llegada del tercer mes surgiría el primer obstáculo. El proyecto empezó a desmoronarse, sus cimientos se resquebrajaron, pues no se parecía en nada a lo que nos habían prometido. Nos impusieron unas series de trabas que nos impedían percibir las cifras económicas que en un principio habíamos acordado, a decir verdad, nunca llegamos a recibir dinero, algo que no nos importaba mucho, pero con la crisis llamando a las puertas del estado, mas si le sumamos que yo personalmente tenía que dar tres viajes de ida y vuelta por semana, para poder ir a Olivenza a dar unas clases que se hallaban a una distancia aproximada de unos veintiséis kilómetros de mi casa natal, he de decir en mi defensa, que mal estaba que no nos costearan ni tan siquiera el gasto de la gasolina, pero lo peor sin duda, era que estaba perdiendo una cuantía de dinero al mes que hacía mella en mi bolsillo, que últimamente se había acostumbrado a vivir acuenta gotas arrastrándose de un trabajo a otro.

    Motivos para seguir.
    Hubo varios intentos de negociación con la propulsora del proyecto que a su vez era la misma directora del instituto de Puente Ayuda. Mantendré el nombre de esta señora en el anonimato ya que prefiero no mencionarla. El caso es que no pudimos llegar a ningún acuerdo, así, el cuarto mes se tornó como el final de algo que en un principio parecía muy simple, pero en realidad, sin saberlo aún, la historia sólo acababa de empezar.
    Recuerdo que el último día tuve un diálogo de despedida con vosotros, por vuestra juventud, no quise explicaros con certeza los motivos por los que los abandonaba después de cuatro meses de entrenamientos con los que estabais encantados. Pero el reflejo de vuestra decepción hacia un sistema injusto que no puede comprender ni el más sabio de los hombres, ha sido lo que siempre me ha motivado a luchar contra lo imposible, en este caso, fue mi inspiración para que la actividad no terminara en el olvido y pudiéramos volver a reanudarla, pero esta vez sería distinto, esta vez se forjaría al margen del instituto.
    La capoeira, desconocida por la gran mayoría de vosotros hasta entonces, había tenido tanto éxito y os había calado de tal modo, que pensé que era injusto que os la arrebataran de golpe una vez que os la habían mostrado. Me vi reflejado en vosotros, en vuestra situación, día tras día, una y otra vez me hacía las mismas preguntas, hasta que se llegaron a convertirse en obsesiones para mí. ¿Cómo me hubiese sentido yo con vuestra joven edad si viviera en una ciudad donde casi todas las opciones de ocio son las de jugar al fútbol? ¿Y si me dan la oportunidad de hacer algo diferente y mucho más divertido y de pronto me lo arrebatan?

    Primera toma de contacto con el ayuntamiento.
    Nos pusimos en contacto con el ayuntamiento de la Villa de Olivenza para barajar la posibilidad de que nos cedieran un espacio donde poder entrenar. Sin pedirles nada a cambio le ofrecimos una actividad completamente gratuita, entonces, más que nunca, no me importaba el dinero, me prometí a mí mismo que mientras pudiera costearme la gasolina no me importaría sacrificarme un poco por vosotros si el esfuerzo valía la pena, aplicaría mis conocimientos sin esperar una compensación económica. Algunos me llegaron a decir que hacer eso era de tontos, yo simplemente les contestaba que por los chavales de la actividad merecía la pena hacer un esfuerzo, que mi trabajo no se vería compensado económicamente pero me llenaría de satisfacción, porque el dinero te puede enriquecer por fuera pero no puede hacer lo mismo con el alma. Simplemente, el valor de una persona es su honradez.
    El ayuntamiento cedió a nuestra petición ofreciéndonos el espacio en el pabellón del antiguo instituto de Puente Ayuda. El principal obstáculo ya había sido superado, pero cuando todo rodaba a la perfección, nos topamos con otro muro en nuestro camino que había que superar.

    Negociaciones sin sentido.
    Cierto día llamé por teléfono a la directora del instituto para pedirles el listado de los niños que formabais la actividad y contactar con vosotros. La respuesta que obtuve me sorprendió tanto que aún hoy, mientras escribo el relato lo recuerdo y no llego a comprender el porqué. La directora del instituto se negó a darme la lista donde aparecían vuestros nombres y números de contacto. En su día, quise creer que se trataba de un protocolo de protección de datos del instituto, pero para mí asombro, no se trataba de eso, toda su preocupación era impedir a toda costa que la actividad se alejara del instituto, incluso intentó convencerme de que todavía podíamos llegar a un acuerdo. Antes de salir de su despacho tuvimos una conversación bastante tensa en la que cruzamos palabras envenenadas con todo tipo de sarcasmos. Por último, la conversación que cada vez se incendiaba más con su propio fuego, se saldo cuando me dijo que si encontraba un método en el que pudiera facturar me pagaría los cuatro meses que me adeudaba, con lo que le contesté con mi más sincera respuesta:
    -Yo seré un muerto de hambre, pero tengo más dignidad de la que tú llegarías a tener en cinco vidas, quédate con mi dinero y vete con el este verano de vacaciones, y cuando te lo estés gastando recuerda que lo has ganado pisando a los demás- Estas serían las últimas palabras que lidie con la directora antes de marcharme, aquel día, por raro que parezca, no me marche resignado, ni dolorido, sino todo lo contrario, con la cabeza bien alta y orgulloso de mi persona.
    En vista de como se había desenvuelto la situación se me ocurrió visitar el instituto en la hora del recreo, donde me colé sin ser visto y me puse en contacto con algunos de vosotros a los que os transmití un mensaje que difundisteis muy bien entre los demás. Las clases no se terminaban sino que nos mudábamos a otro pabellón de entrenamiento. Iniciada las clases en nuestra nueva sede, de la cual ya no volveríamos a mudarnos más y el curso finalizó con éxito después de año cargado de polémicas.

    Una de las primeras exibhiciones de Ébano.

    Un triste adiós para un amigo.
    El siguiente año la suerte se puso de nuestro lado. Con el viento soplaba a nuestro favor iniciamos un nuevo ciclo cargado de ilusiones y entusiasmo. El ayuntamiento de Olivenza a través de la gerencia de deportes y sobre todo gracias a Eva encargado de dicha sección y la propulsora de la actividad, aceptó donarnos una cuantía mensual en la que al menos podíamos costearnos la gasolina del coche, pero sin duda el acontecimiento que marcaría para mí el nuevo curso fue la triste despedida de Ventura, que al término de su carrera pasó a formar parte del cuadro de médicos del hospital Infanta Cristina de Badajoz. Alegría que compartiría con el por ver su sueño hecho realidad, pero que también me entristecía al verlo alejarse de nosotros, de hecho ya nunca volvimos a verlo más, su nuevo trabajo cambió su vida, e hizo que tuviera que abandonar la capoeira por la medicina, algo que le tubo que costarle mucho, ya que era un entusiasta del arte que hizo que nos conociéramos y que años más tarde vio como nos separábamos, supongo que no tendría otra opción que abandonar la disciplina ya que su nuevo oficio lo mantenía ocupado todo el día. Poco a poco dejamos de verlo hasta desaparecer por completo de nuestro entorno como agua que absorbe la tierra.
    Con la nombrada marcha de Ventura llegó una nueva etapa en la que Roberto (Robinho) pasó a convertirse en mi cooperador en las clases. Sin más preámbulos, el curso fue fluyendo con total naturalidad. Yo me enorgullecía con vuestra evolución y con las palabras de elogio que el maestro Juan Berjano Berjano me brindaba cuando observaba el trabajo que estaba realizando con el grupo de Olivenza. Sin duda, este fue uno de los mejores años, con vosotros en plena evolución y sin acontecimientos que rompieran el ritmo de las clases, todo rodo perfectamente.

    Por segunda vez, nos toca otra triste despedida.
    El siguiente año volvería a marcarlo otra despedida no menos triste que la de Ventura. A Roberto (Robinho) le ofrecieron la oportunidad de trabajar en Cádiz, aceptando una oferta que no podía rechazar, como pasó años anteriores con Ventura, me alegraba por su situación pero en parte volvía a estar triste por la partida de uno de los mejores amigos que he tenido en los últimos años de mi vida. A diferencia de la situación actual con Ventura, con Roberto (Robinho) sigo manteniendo contacto y lo veo con bastante habitualidad. Roberto (Robinho) no se alejó del camino de la capoeira y encontró un grupo que le abrió las puertas, el grupo de capoeira Remanecente de Cádiz, del cual recibió el apodó de Robinho.

    Dos años de egemonía gloriosa.
    Después de todos los sucesos estuve entrenándoos otros dos años yo solo sin ayudantes, otros dos años de triunfos personales al ver en lo que os habéis convertido hoy, porque ver lo que sois hoy en día era mi única meta cuando empecé a andar por este camino que aún no ha terminado.

    Los tres mosqueteros juntos con miembros del grupo Ébano de Badajoz y Camará Mufasa de Cáceres. Alex (Keké) rascándose la cabeza, a su derecha Alberto (Bardo) y en el medio (Carlos) Lobo. Al fondo en la izquierda, con su inconfundible mochila-bolsillos, Loren (Instructor Dragón).

    Hasta siempre amigos.
    Pero el final más triste de todos lo escribo hoy. La causa del motivo, quizás la crisis en su vertiente presupuestaria, quizás el cambio de alcalde que sufrió Olivenza, o quizás el no entender ni valorar la capoeira como una actividad digna a la altura de cualquier deporte como puede ser el fútbol, quizás nunca lo entienda. Lo único que sé, es que ya se ha acabado nuestra aventura por tierras oliventinas, esta se cierra con mi despedida el último capítulo de una historia que comenzó como muchas otras grandes historias, con un principio difícil, un transcurso alegre y un final triste que nos deja un sabor amargo pero a la vez lleno de grandes recuerdos.


    La primera linea de izquierda a derecha. Carlos (Lobo), Alberto (Bardo) y Abel.
    En el fondo de izquierda a derecha. Alex (Keké) y Loren (Instructor Dragón).


    De izquierda a derecha. Paloma, Carlos (Lobo), Alberto (Bardo) y Adrián (Madeira).
    Al fondo Loren (Instructor Dragón).


    Carlos (Lobo) haciendo un puente mientras es retratado por Yoli, nuestra fotógrafa y utillera profesional.
    Detrás de Carlo (Lobo) viene Alberto (Bardo), y detrás de este Paloma.


    Adrián (Madeira) y Alberto (Bardo).


    Exhibición en la boda de Montijo (Badajoz).
    De izquierda a derecha. Carlos (Lobo), Loren (Instructor Dragón) y el maestro Juan Berjano Berjano.

    Como no puedo poner todas las fotos que tenemos, puedes pulsar aquí para ver los albunes del grupo, en esta dirección encontraréis algunos de nuestros más emotivos recuerdos.

    Datos:
    Como ya sabéis, en la actualidad el maestro Juan Berjano Berjano, me cedió con plena confianza hacia mí, el grupo de capoeira Ébano de Badajoz, con el que tengo el placer de compartir mandato con mi compañero e instructor Fernando (Tetsuo). Dicho grupo invita a formar parte de él a todo aquel que lo desee.

    Últimos agradecimientos:
    Eternamente agradecido a todos mis alumnos de Olivenza, que a la vez que os fui enseñando lo que a mí me habían habíantransmitido mis maestros javier Pérez Ribera y Juan Berjano Berjano, puede aprender mucho de vosotros y gracias a vosotros, hoy soy mejor capoeirista y mejor persona.

    Recordatorio:
    Mención especial para Alex (Keké) que fue el fundador de este blog que luego pasaría a actualizarlo yo. El blog conocido hoy como Capoeira Ébano al principio completaba su nombre con Capoeira Ébano Olivenza. Gracias a Alex (Keké)… que por tu propia voluntad me entregaste la potestad del blog.

      Fecha y hora actual: Mar Sep 26, 2017 12:15 am